El 16 de enero pasado se vio en los medios locales información relativa a un cambio de coloración en el mar frente a las costas de la ciudad de Penco, en la región del Bío Bío. Primero se publicaron imágenes por parte de los mismos habitantes de la zona que notaron el cambio, para luego publicar imágenes aéreas captadas por la empresa local aereovisual, ambas publicaciones en el portal informativo biobiochile.cl. El mismo medio cita al gobernador marítimo de Talcahuano, comandante Manuel Cofré, para explicar que el fenómeno tendría un origen natural debido a las altas temperaturas y por un cambio en la dirección del viento, lo que genera la aparición de aguas frías ricas en nutrientes que presentan un color verdoso.

aereovisual.cl aereovisual.clGracias a mi participación en el Fotoclub Concepción he tenido la oportunidad de conocer a Camilo Werlinger, quien es doctor en el departamento de oceanografía de la Universidad de Concepción, por lo que aproveché de compartir la información en caso no haya tenido la oportunidad de enterarse. Camilo me respondió en detalle con una explicación acabada del fenómeno, por lo que inmediatamente le pedí autorización para publicar la información para que más personas -que podrían presentar inquietud frente al fenómeno- pudieran encontrar mayor tranquilidad luego de la explicación de un experto. A continuación cito la respuesta de Camilo, a quien agradezco enormemente el tiempo dedicado y la disposición a publicar su explicación:

Espectacular y novedoso este cambio de color de la bahía, y evidentemente preocupante para quienes no conocen la razón de esta situación; algunas personas incluso especulan que este cambio se producen por las emanaciones de un volcán submarino que se encuentra en el fondo de la bahía de Concepción. Sin dudas que el no conocer las causa provoca un temor natural, sobre todo que es época de playa, y también por la asociación respecto de consumir productos del mar extraídos de la bahía.

Tal como como se dice en alguno de los enlaces, este fenómeno es algo que ocurre normalmente en la bahía de Concepción y también en algunas otras zonas de la costa de Chile como en otros lugares costeros del mundo. Corresponde a un fenómeno oceanográfico denominado surgencia (upwelling en Inglés) y que ocurre en épocas de primavera-verano, mayoritariamente en las costa oeste de los océanos del mundo. En nuestra costas es consecuencia de la dirección en que soplan los vientos dominantes que en verano soplan desde el sur, provocando que las aguas superficiales se desplacen mar adentro y por consiguiente, que las aguas más frías desde el fondo, ricas en nutrientes y bacterías anóxicas, y pobres en oxígeno, ascienden y generan condiciones ideales para la proliferación de microrganismos marinos que en algunos casos corresponden a microorganismos que viven en el fondo en zonas sin oxígeno, que podrían en este caso ser los responsables del color turquesa. También en otros casos y por las mismas condiciones, pueden proliferar microrganismos fotosintetizadores de las aguas superficiales que aprovechan estas condiciones excepcionales y crecen en forma explosiva provocando también grandes manchas de aguas coloreadas, que dependiendo de los pigmentos pueden ser rojas (mareas rojas), o azuladas, verdosas, amarillentas, etc.

En uno de los reportajes se dio a entender que uno de las causas físicas de este fenómeno sería el incremento de la temperatura por la estación más cálida, lo que si bien podría tener algún efecto, no es la causa fundamental. Lo que si ocurre respecto de la temperatura es que el agua de surgencia es claramente de menor temperatura que el agua superficial, y que la temperatura como motor de la surgencia tiene más que ver con los cambios de presión y desplazamiento del viento que con la proliferación de estos organismos que le darían el color.

En el caso de algunos microrganismos, particularmente algunos que producen las llamadas mareas rojas, el crecimiento explosivo puede ser peligrosa para el hombre ya que como producen toxinas en estos “blooms” pueden alcanzan concentraciones que podrían causarles serios problemas de salud e incluso la muerte, pero en este caso no existe ese riesgo.

Dr. Camilo Werlingerprofesor-camilo-werlinger-2-1
Departamento de Oceanografía
Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas
Universidad de Concepción