[Tenía esta pendiente] El miércoles 10 septiembre pasado era el día en que empezaban las clases del Taller de Fotografía de Balmaceda Arte Joven. El 21 del mismo mes era el último día de la muestra de Sergio Larraín en la Pinacoteca. Por suerte, con la ayuda de Carolina Palma de Balmaceda, fue posible coordinar a tiempo una visita a la muestra, ya que luego con las fiestas patrias sería más difícil. De hecho el día anterior había organizado una segunda visita con parte de los participantes del Taller de Fotografía DuocUC y lamentablemente no pudimos acceder debido a que habían cerrado la Pinacoteca debido a incidentes que habían ocurrido en el lugar más temprano.

Casi con asistencia completa nos dimos el tiempo de hacer un recorrido detenido, pausado, observando la muestra, su distribución, las fotografías, su disposición, su orden. Luego de un par de minutos varios habían terminado la primera sala mientras otras todavía no alcanzaban la mitad. Siempre he pensado que quien quiera aprender fotografía se debe a la práctica como a la observación del trabajo fotográfico. Así como para fotografiar es necesario desarrollar la observación, la paciencia y estudio del medio, para revisar material fotográfico de otras personas debemos analizar y darnos el tiempo de pasar la barrera de la superficialidad de la obra, entrar en los detalles buscando cada letra, cada palabra que describa la intención del autor. No siempre es evidente pero fue un muy buen ejercicio para un primer encuentro donde ni siquiera nos conocíamos aún.

Agradecido de Jacqueline Villagrán, Licenciada en Artes quien tuvo la gentileza de recibirnos con una interesante charla que detallaba algunos datos desconocidos tanto sobre la vida de Larraín como de su obra.

Taller de Fotografía Balmaceda en expofoto Sergio Larraín