Internet esta llena de fotografías sin sentido.. pero hay un puñado de fotografías que nacieron con un objetivo claro, un objetivo que estaba en la mente de quien la creó incluso antes de levantar su cámara. Y existen genialidades como esta, donde se reúnen múltiples factores que construyen un ícono, algunos controlados, otros no. Durante el Campeonato Mundial de Atletismo que se desarrolló la última semana en Moscú el fotógrafo francés Olivier Morin saltó al podio de la fotografía mundial con esta foto de Usain Bolt, conocido como el “rayo”, instantes después de cruzar la línea de meta con la que ganó el oro en los 100 metros planos. Una imagen bastante simple, una más del montón de imágenes que salen de eventos como estos… pero fue el acierto de registrar justamente el rayo de una tormenta eléctrica, que no pudo estar mejor ubicado, iluminando el cielo y completando la fotografía.

play_wip_12c

Los fotógrafos enviados a eventos como estos son cazadores de fotos como estas.. instalando múltiples cámaras en distintos puntos para hacer el trabajo de múltiples reporteros pero sólo con 1 credencial. Pueden pasar eventos y eventos sin que podamos ver frutos tan jugosos como el de Morin. La historia de esta fotografía no deja de ser curiosa.. más cuando sabemos que la disparó con su pie! efectivamente, la cámara responsable de esta fotografía es una de las 5 cámaras que Morin tenía ubicada en la meta para capturar al ganador de distintos ángulos, todas ellas activadas con un pedal similar al que encontramos en teclados y máquinas de coser. Le quité el glamour? jaja

“In 25 years of career, I have never had an outside, uncontrollable element make the shot. And I think that if I tried for another 50 years, it would never happen again. I really can only take 1% credit for this photo.”

article-2389912-1B42B9D9000005DC-375_964x722

En 25 años de carrera nunca había tenido una oportunidad así, si tampoco piensa tenerla aunque lo intentara 50 años más… sólo se asigna un 1% de mérito en esta fotografía. Bastante modesto por decir lo menos pensando en que la ha buscado por tan largo tiempo, sin saber lo que era, simplemente buscar la oportunidad de estar en el lugar indicado en el momento preciso, y bueno, un kilo de imponderables más que hicieron posible la foto. La foto fue un verdadero viral.. incluso Bolt la twiteó calificándola como épica, de esas que ves una vez en tu vida.

Veamos el tema técnico… como les comentaba la fotografía fue hecha con una cámara controlada a distancia y estaba ubicada a unos 30 metros después de la línea de meta. De hecho se pueden ver que ya corren sin tanta exigencia.. los atletas porque los reporteros van a su máximo esfuerzo para alcanzar a Bolt e inmortalizar sus reacciones luego de conseguir una nueva medalla de oro.

Nikon D4 + Nikkor 24-70mm f/2.8 @ 35mm · 1/1000s · f/5.6 · iso4000

Disparando 6 cámaras un evento como este donde la velocidad es clave con galerías que se van alimentando segundo a segundo y fotografías que se transan igual que en la bolsa por las agencias para publicar las últimas novedades… convengamos que no se le puede cargar todo a una persona. Claro, junto al fotógrafo -no siempre de manera física- se encuentra trabajando un editor quien recibe directamente las imágenes que genera su cámara en mano, mientras que las remotas envían las imágenes a su notebook donde las revisa y envía.

“To have this lightning just at this moment for Bolt himself. I’ve got to say, it was my day”

Era que no… claro que fue su día al conseguir al rayo humano y el rayo de la tormenta. Posteriormente Morin le entregaría una impresión enmarcada de la épica fotografía en manos del propio Bolt quedando inmortalizado el momento en un tweet.

FELIZ DÍA DE LA FOTOGRAFÍA!