Aprovechando el dato de los Editando Boys sobre la posibilidad que ahora entrega Instagram para incluir las fotos y videos en otros sitios, aprovecho de compartir con ustedes mi experiencia al retomar el lápiz y el papel como medio de registro, relajo, inspiración, etc. Todo partió el 28 de mayo de 2012 con este tweet…

Y es que de verdad daba pena escribiendo algo a mano, mientras que en teclado tengo una velocidad de escritura bastante rápida, incluso sin necesidad de mirar… lo que como ven, no me pone tan orgulloso. Por lo mismo me propuse cambiar eso y hacerlo bien de 1. Para esto iba a dejar “en parte” de lado mi iPad -único dispositivo móvil aparte del teléfono- para registrar reuniones, ideas, dibujos, etc. La idea era que al igual que con el iPad, tuviera la posibilidad de consultar lo escrito posteriormente, y que este soporte, papel, cuaderno, pudiera almacenarlo de manera ordenada y visible… idealmente en una biblioteca. Chile produce muchos cuadernos, con un papel standard, no malo, pero si la mayoría con espirales que hacen difícil su almacenamiento. Además los diseños de página están todos mas bien orientados al colegio, por lo que no tardé mucho en descartalos.

Cuento corto… rápidamente llegué a las tradicionales libretas Moleskine que supe se vendían en la Librería Contrapunto, presentes en Concepción tanto en el centro como en el mall, pero las encontré demasiado caras por lo que busqué alternativas y en plaza no encontré otras que las Rhodia, que se venden en la Librería Lápiz López. Obviamente investigué, wow! que sorpresa dirán los que me conocen…, pues sí… investigué y bastante para estar seguro de la decisión, ya que la idea era empezar con una y no cambiarla.

[Aquí me pongo más técnico] En general los puntos a considerar al compararlas serían obviamente el precio, el papel, tamaño, disponibilidad en Concepción/Chile, calidad de fabricación y una de las más importantes, cómo reacciona su papel a diversos tipos de tinta, etc. Les adelanto que en general la Rhodia es la ganadora:

  • Más baratas
  • Mejor calidad de papel
  • Mejor calidad de la cobertura
  • Mayor gramaje de papel
  • Más puntos de costura
  • La tinta no difunde luego de escribir, no se desparrama de la línea de escritura
  • Casi nulo traspaso de la tinta a la parte posterior del papel
  • Mucho mejor respuesta a la tinta… no difunde -no se expande- ni traspasa la hoja
  • Hasta el elástico es mejor

Todo esto lo confirman los expertos de Ink Nouveau en estos videos (1, 2) hacen una comparación a fondo de ambas libretas. De hecho uno de los puntos más importantes es el papel, que en el caso de la Rhodia les puedo confirmar que a Chile llega en su versión de papel Clairefontaine de 90 g/m2… papel de alto nivel que no se compara con el papel chino . Mayores desventajas de las Rhodia, los mayores costos por su calidad es que debido a su mayor cantidad de adhesivo y puntos de costura no se abre a 180º. Además tiene una menor cantidad de páginas.. lo que es normal si pensamos en que su papel tiene mayor gramaje y algo que debería haber desaparecido a estas alturas, el logo en cada una de las páginas. Ahora con respecto a la italiana Moleskine, todos conocemos el marketing tras estas libretas que las presenta como las legendarias usadas por grandes personalidades como van Gogh, Picasso, Hemingway entre otros. Pero luego de su renacimiento en 1997 las cosas no han sido como antes, según dicen los comentarios/rumores… con papel proveniente de China, que presentan como uno de los primeros fabricantes de papel, pero actualmente sabemos que las cosas en ese país ya no se hacen como antaño.

En fin… todo eso me llevó a publicar esta foto en instagram con el siguiente texto (lamentablemente es uno de los defectos de esta opción de incrustar las fotos en instagram en un sitio, que no agrega la leyendo con que fue publicada):

 No sé ustedes pero yo la tengo clara

Bueno, finalmente compré una webbie chiquitita de Rhodia, casi de bolsillo, para empezar a soltar la mano… definitivamente no era una que formaría parte de esta colección de notas para consultar posteriormente. Aún así, recuerdo que me costó aproximadamente unos $6.000 si no me equivoco. El siguiente paso fue el lápiz… qué usar para escribir en estas páginas. Siempre me han gustado el trazo limpio y fino por lo que el primer lápiz fue un simple tiralínea 0.1. Un poco mucho la verdad… demasiado fino para un principiante como yo.

Como tenía claro que esto -idealmente- no sería algo temporal y sería mucha tinta la que necesitaría para escribir, dibujar, rayar, etc. quería evitar pagar a cada rato por un tiralíneas que tienen una punta tan frágil.. por lo que siempre tuve en mente conseguir un rapidograf pro de esos recargables.. pero pronto me di cuenta que habían sido desplazados por estos desechables.. y que ya no era más que saldos los que podía encontrar con suerte en alguna librería que aún los tuviera en el fondo de sus bodegas.. como pasó con este rapidograf Staedtler que encontré en la Librería Delta con una puntilla 0.35. En decadencia y todo, igual me salió como $8.000 la gracia… pero sigue viva como el primer día.

Finalmente las circunstancias me fueron alejando de las Rhodia y acercando a Moleskine. Uno de los motivos fue una aprensión que tuve desde la compra de la primera Rhodia y fue la disponibilidad de stock. Si ustedes se dan una vuelta por las librerías Lápiz López en este momento verán que desde su llegada, los exhibidores de Rhodia no han tenido atención alguna… y cada vez se ubican más al fondo por lo mismo, sin ver ninguna reposición. De hecho cuando fui por la primera libreta de tamaño estándar buscaba la negra -ya que la amarilla se había ensuciado demasiado- y nada, no había. En cambio si ustedes se dan una vuelta por la Contrapunto, cualquiera sea, verán que los exhibidores de Moleskine estan llenos, tanto que tienen que poner accesorios y libretas en otros mesones. Otra cosa que en un principio me llevó más a Rhodia fue el precio, ya que eran más baratas y veía que no era muy común hacer ofertas en las Moleskine, lo que luego de un tiempo vi que no era tan así con descuentos de hasta un 40% en algunos casos. La variedad de papeles también fue un plus, ya que Rhodia sólo tiene el papel Clairfontaine en cambio Moleskine tiene el papel tradicional, sketchbook, acuarela, limpio, líneas, cuadriculado, música, etc. Y lo mejor de todo, hace poco pusieron los planner en oferta a 1/4 del precio original! por lo que me fue posible comprar el daily planner que normalmente vale casi $17.000 en $4.000… y a pesar que viene con las fechas y calendarios, las hojas tienen líneas y traen el doble de páginas de las libretas tradicionales! ojalá alcancen a aprovechar.

Las letras llevaron a líneas, las líneas a formas, las formas a dibujos, los dibujos a colores… y un largo etcétera que sigue creciendo. Realmente muy contento con todo esto, me ha hecho bastante bien y lo disfruto mucho como ven.


 
Quiero destacar este dibujo que hice la madrugada del 12 de noviembre de 2012, cuando esperábamos al Franquito y llegamos a la Clínica por una falsa alarma. Si no logran entenderlo, que no los culpo jeje, es la Paz en una camilla mientras era monitoreada con un aparato que le medía las contracciones y los latidos del Franco. Finalmente no nació en ese momento, pero si esa misma tarde. El ejercicio me ha hecho apreciar mucho más los detalles. Cómo esperan que habría sido hacer una foto del momento? simple no? no tendría mucho valor respecto de un dibujo. Ahora se imaginan el tiempo que me habría tomado “mirar” y decidir donde hacer la foto? piensen ahora el tiempo que me tomó “observar” cada detalle para hacer este dibujo. Algo que le ha dado un giro en 180º a mi fotografía y que intento transmitir en las salidas, cursos, talleres y clases que hago en lugares como el Virginio Gómez, DuoUC y la UCSC.

La cosa, como era de esperarse para un disperso y apasionado como yo, desencadenó en algo mucho más profundo de lo que tenía en mente… sobre todo luego que tuve la oportunidad de conocer al talentoso candidato a diseñador penquista Mauro Andrés quien lleva mucho más tiempo en el cuento… es más, con generaciones que llevan en el tema trabajando con letras, lápices y tintas. De hecho algunas de las fotos que ven acá abajo es un workshop de escritura con pincel que hizo en la Escuela de Diseño de Santo Tomás y que por un accidente de tránsito motivos de fuerza mayor sólo pude asistir a 1 de las 2 clases. Admiro mucho el trabajo de miles de entusiastas que salen a las calles a re-descubrir su entorno mediante la observación y sus sketches… son los Urban Sketchers. Les recomiendo revisar mi muro Pinterest… especialmente el que llamé Sketching/ink/watercolor. Espero poder mostrarles algo de eso más pronto que tarde. Un abrazo y gracias por pasar y darse el tiempo de leer hasta este punto.

UPDATE

Siguiendo la sugerencia del Sr. Tiznado (habría linkeado su blog pero lo tiene botado), primero me disculpo por tan largo texto. Segundo, les dejo algunos comentarios al pie que resumen la intención de este artículo:

  • Primero que todo motivarlos a volver a tomar el lápiz y papel de manera consistente.. no de manera casual en papeles que no se guardarán. Por mucho pensé que la única forma de escribir era para hacer una especie de diario de vida, pero no es así… y si así lo fuera mejor aún. No va a ser lo mismo en 20 años revisar tu facebook que ver lo que escribiste, dibujaste,.. con tu puño y letra. Tendrá más valor? claro que si.
  • Muchos de ustedes que pasan por acá les interesa la fotografía. Más importante que tener una buena cámara. Más importante que saber manejar tu cámara. Más importante que saber qué es la profundidad de campo… es observar. El tiempo que toma hacer una fotografía hoy en día va en contra de ese ejercicio. Dibujar va a favor de ese ejercicio, y más allá… los invita a observar los detalles, a reconocer cómo cambia su entorno cada vez que bajan la cabeza para hacer un trazo. Por lo tanto, también quiero transmitirles la importancia de observar.
  • Compartir, siempre una gran motivación en lo que haga será compartir… eso.

Contento Don Tizni? jeje