El tiempo pasa volando… no importa donde metas esa frase y va a encajar sin problemas. La Caro y Luis hicieron las cosas con tiempo y reservaron la fecha conmigo con varios meses de antelación pero igual terminamos haciendo la sesión 1 semana antes del matrimonio. Qué les dije… el tiempo pasa volando. Me gusta hacer estas sesiones, logras conectar con la pareja antes del gran día, conoces detalles de su historia como pareja, sus rincones donde se conocieron… todo eso hace que los recuerdos de su vida juntos aparezcan naturalmente, así como los sentimientos > expresiones que brotan al mirarse. Como siempre el Parque Lota, aún con vestigios porfiados del 27F, no deja de sorprender.