Gracias a Dios! perdonen pero me es imposible empezar de otra manera. “ESTAMOS BIEN EN EL REFUGIO LOS 33” Hoy, 22 de agosto de 2010, pasará a la historia entre nosotros los chilenos, pero sobre todo entre los mineros de Chile y sus familias. Hoy nadie ha estado ajeno a las novedades que esta tarde alegraron tantas almas en Chile y el extranjero cuando se hizo contacto mediante una de las sondas que rompió llegando a una galería en donde se encontraban los mineros atrapados en la Mina San José de Copiapó. Lo que viene en adelante es muy dificil de describir… por suerte un gran porcentaje de quienes leen esto lo vieron al mismo tiempo que yo.

A todo Chile se le apretó la garganta. Todo esto, con el tiempo, será motivo de largos análisis que se van a completar con el relato de los sobrevivientes cuando salgan de la mina, Dios así lo quiera. Pero aún así, a priori, de verdad que no se me ocurre una mejor frase para contestar las preguntas que se tenían en superficie… de hecho esta simple frase debe haber evitado varios pasos en la lógica de la misión búsqueda y rescate… notable n°1.

A medida que pasaban las horas todos querían “ver”… y es que la primera acción luego de abrir  el ducto fue enviar una fibra que permitiera registrar imágenes de la realidad de estos sobrevivientes. El gobierno libera un video registrado por los profesionales de Codelco que comienza con una secuencia del descenso hasta que cambia a una escena diferente en que se ven juegos de luces que provienen de los cascos de los mineros… todos concentrados en esto cuando de la nada aparece, más cerca de lo que cualquier esperaba, un rostro que se deja ver entre los residuos fijados al borde de la cámara/lente, iluminado seguramente por la linterna de un compañero, con una mirada fija, contemplante, silenciosa… difícil construir una idea si no vemos su boca para completar su expresión, su nombre es Jimmy Sánchez. En el momento que pensamos tener una idea, la imagen se corta, pero es suficiente, es tranquilizador, es esperanzador… sino pregúntenle a los familiares y a todos los 17 millones de chilenos que hoy, un 22 de agosto de 2010, luego de 17 días desde que supimos del derrumbe, se nos apretó la garganta… notable n°2.

Desde Concepción no puedo sino utilizar los medios como el único nexo con estos increíbles mineros de la Mina San José… lo que sí puedo compartir con ustedes es algo que registré efectivamente varios metros bajo tierra, en oscuridad completa y en compañía de un auténtico minero de toda la vida, Don Roberto Rojas interpretando el himno de los mineros del carbón de Lota. No es la misma mina, no es el mismo mineral, pero es un mismo oficio… el de valientes hombres que se internan en las entrañas de la tierra para llevar el sustento a sus hogares. Vaya un humilde tributo para ellos.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Pongo énfasis que para entonar el himno, Don Roberto nos pidió que apagáramos nuestras linternas de casco… realmente estábamos en total oscuridad, luego de haber recorrido varios metros dentro de la mina -no sólo bajo tierra, sino que también bajo el mar- incluyendo un tramo en que sólo podíamos caminar con paso de enano (agachados). Una real “vivencia”, de las que hay pocas en la vida.

Felicitaciones a los responsables de esta buena noticia y un abrazo apretado a los familiares.