Varias veces he escuchado excusas de gente diciendo que no tienen buenas fotos porque no tienen un buen equipo, y si bien es cierto que un buen equipo puede ayudarte a obtener mejores imágenes no siempre es el caso. Un buen equipo puede darte rapidéz, un bokeh que impacte, más autonomía, más versatilidad… pero así también hay muchos parámetros que pasan por sobre el equipo como el ojo fotográfico que se le llama… pero que en palabras más prácticas podríamos hablar de la composición, esto es saber ordenar los elementos dentro del cuadro de tal forma que sea atractivo al ojo humano.

Existen diferentes técnicas que ayudan a componer una buena imagen, siendo una de las más conocidas la regla de los tercios. Esto consiste en dividir la imagen en 3 partes iguales trazando líneas tanto en la vertical como en la horizontal. Con estas líneas nos podemos guiar para ubicar los elementos de tal manera de obtener balance en el cuadro. Ojo que esto no es obligatorio, simplemente son técnicas que ayudan a componer para lo cual es necesario ser muy observador y moverse con tu camara para poder mover los elementos, aunque estos sean estáticos… magia pura!

Veamos el caso de este scan de un cuadro hecho con la Mamiya C220 en Punta Lavapié. En un paisaje como este las líneas horizontales nos van a ayudar a ubicar el horizonte. La mayoría tiende a ubicar los elementos en el centro de la foto, pero con esto la idea es dar 2/3 de suelo por 1/3 de cielo como en este caso, o a la inversa para dar más protagonismo al cielo/nubes. En la vertical izquierda como ven ubiqué el eucalipto cuya copa oscura se ubica en el punto fuerte superior izquierdo. Como dato las zonas de alto contraste siempre llamarán la atención del observador por lo que hay que saberlos utilizar para guiar la mirada al recorrer la fotografía.

En este otro caso aparecen otros medios interesantes para componer como son las líneas y  la incorporación de formas geométricas. Al ojo se podrían encontrar un par de objetos pero al observar más a fondo sería posible se aislar muchos más. Si se imaginan las líneas de la regla de tercios verán que la luminaria cuadrada -que con el punto de vista se ve como un rombo- se ubicó en el punto de interés superior derecho subiendo por la línea del tercio vertical derecho. Altos contrastes como blanco y negro, claro y oscuro, naranjo y azul siempre son bien vistos. Un buen ejercicio es ejercitar… pero también lo es el observar. Y ojo que no es necesario andar con cámara… imaginen fotografías por donde anden y miren mucho foto, quizás empiecen a entender por qué algunas fotos les gustan más que otras.

Un dato de photoshop para trabajar con las líneas guías como lo muestra la primera foto es utilizar la malla o retícula o grid de photoshop. con estas reglas de tercios es las guías. Deben activar la vista de la retícula el menú VER (view) seleccionando MOSTRAR (show). Para definir la forma en que aparecerán estas líneas tendrán que ir a las preferencias/opciones y seleccionar “guías, retículas y reglas” (guides, grids & slices). Para ver siempre los tercios de la imagen seleccionen que aparezca una línea cada 33,4 % como muestra la imagen abajo. De esta manera, no importando la forma del cuadro, siempre se verán los tercios. Para que no les molesten pueden elegir que se vean en forma de líneas punteadas o ustedes lo prefieran, siendo posible seleccionar también su color. Suerte!