La primera localidad a la que quisieron llegar los voluntarios de “Un Techo para Chile”, fue Llico, en la provincia de Arauco. La decisión se tomó debido al gran daño que causó el terremoto en esa zona, que resultó ser una de las más afectadas de la región del Bío Bío.
Fue así como dispusieron el envío de 65 mediaguas. 120 voluntarios llegaron a la localidad, pero para su sorpresa, el alcalde Mauricio Alarcón (UDI), retiró la autorización para construir las viviendas de emergencia en la devastada localidad (LUN 10.03.2010
).

Recordarán esta historia protagonizada por el Alcalde de Arauco Sr. Mauricio Alarcón quien frente a la oportuna acción de la gente de Un Techo para Chile ofrecieron techos para la golpeada localidad de Llico en el golfo de Arauco. Frente a la negativa el alcalde las viviendas de emergencia -que estaban paradas en Arauco- fueron redestinadas a la Isla Santa María… mientras los golpeados pescadores artesanales del Golfo de Arauco se quedaban con la boca abierta y el techo de lona por un tiempo más… pero, por cuánto tiempo?

Luego de aceptar la invitación de parte de unos amigos -Tina y Mauricio- ayer fuimos hasta el Golfo de Arauco para conocer la situación actual y poder hacer un catastro de las necesidades que hoy tiene la gente en el sector. El camino esta cortado. El puente Tubul sigue en el suelo y sin puente mecano la única forma de llegar es desviándose por Raqui pasando por caminos forestales ripiados que alargan el viaje.

Tina, Mauricio y familia ya habían estado en Llico el domingo pasado para saber sobre la Señora Melita, a quien solían comprarle apancoras. Su casa estaba frente al mar y había sido arrasada junto a muchas otras por el mar que primero golpeó el cerro de la parte sur para luego recogerse con media caleta. Pese a que hubo sólo una víctima de los 1000 habitantes de Llico… el daño fue tremende dejando 100 de sus 200 casas en el suelo (fuente). Por esto las palabras del alcalde golpean fuerte nuevamente los cerros que rodean Llico cuando conocemos las condiciones en las que viven sus representados a casi 1 mes de la tragedia.

Al acercarse a Llico nos llama la atención un manchón azul cerca de los cerros, donde estaba normalmente la cancha de fútbol. Son carpas! lo que nos da un respiro de alivio al verlas a lo lejos pensando que eran las carpas entregadas por China o Rusia… pero al acercarse vemos que no corresponde a ninguno de esos gobiernos, sino más bien un arreglo Made in Chile.

Al acercarnos nos damos cuenta que las carpas estan desocupadas… ya a unos metros confirmamos nuestras sospechas. Se trataba de carpas de verano sin protección real contra nada, más bien parece una mosquetera cubierta por un delgada tela azul.

Al subir a los cerros para conversar con los albergados de la oficina forestal o quienes se encuentran en medio del bosque nos comentan que nadie ha ocupado esas carpas. Son varios los que nos comentan que fueron instaladas solamente para la visita de la Gobernadora Sra. Flor Weisse.

Es la realidad actual de los habitantes de Llico, mirando su caleta desde lo alto entre nylon y tierra, sin un techo, secando sus ropas luego de una noche lluviosa… sin muchos cambios desde el terremoto…

…algo alejado de los sueños del pequeño Miguel Bastías de 6 años quien parece tener más claro que muchos el Llico que quiere.

Más sobre Llico y sus mediaguas: plataforma urbana | cooperativa.cl | 24H | LaEstrella | Canal13

.