Esta tarde me di una vuelta por un local de fotografía en el centro de Conce Concepción y por casualidad escuché la conversación entre el encargado de tienda que le entregaba una hoja en que había impreso una cotización de una cámara digital Nikon D60. La persona que recibió el papel -y en esto me guío por apariencias- era un caballero de unos 40 años aproximadamente, que parecía ser un fotógrafo que se dedica a eventos varios como licenciaturas, bautizos, matrimonios, etc. Esta pequeña casualidad me hizo pensar sobre el oficio de fotógrafos que comenzaron antes de la era digital aca en Chile, cuando no había internet y todo era en film.

Cuando llegué al local me llamó la atención ver en la pantalla del computador una cámara nikon con la típica descripción y su precio. No alcanzaba a distinguir el modelo pero sí el precio… $599.900. Luego de unos instantes el hombre saca una impresión de la hoja y se la entrega al “fotógrafo” diciendo que esa era la D60 que vende Villamar, representantes de Nikon en Chile. No hace falta tomarse un tiempo muy prolongado para pensar lo que significa una inversión de ese tipo para un fotógrafo en Chile. En fin, para algunos debe ser más fácil que para otros pero veámoslo desde el punto de vista de alguien que pasó unos 20 años con su buena cámara manual y que se cambia a un equipo digital.

Ahora hagamos el odioso ejercicio de la comparación. Para eso visitemos uno de los grandes distribuidores de productos fotográficos en gringolandia… B&H Photo. Si buscamos la cámara Nikon D60 con su lente de kit 18-55mm no la encontraremos y es que esta descontinuada. En su lugar se presenta la Nikon D3000 coincidentemente con un valor de US$ 599. Hagan sus cálculos pero no hace falta mucha calculadora para notar la diferencia… ahora pensemos en los sueldos de un chileno promedio vs un estadounidense promedio. Por eso me saco el sombrero frente a los que hacen foto en Chile… mis saludos a ustedes coleguitas 😉