Hace un par de días conocimos a Francisca, la primera hija del matrimonio de nuestros amigos Cristian y su esposa Claudia. Una tierna y hermosa bebita de 2 meses que no tuvo problemas para posar frente a la cámara. Nos dió tiempo suficiente para alcanzar a hacer fotos de ella sola, con su padre, madre y ambos. Las fotografías las revelé al blanco y negro para concentrar la importancia en ella y sus padres. Una bella sesión que me dejó bastante contento como para una sesión nocturna con una recién nacida 🙂

DANIEL FUENTEALBA | dfuentealba.com

?? La primera impresión de un disparo de flash es siempre algo sorprendente para una bebé de un par de meses 🙂 o quizás era la cara de sopresa por un beso del papá jejej… o simplemente sueño.

DANIEL FUENTEALBA | dfuentealba.com

DANIEL FUENTEALBA | dfuentealba.com

? El siempre tierno “nariz con nariz” que al parecer Francisca no disfrutó mucho 🙂 jejeje… nooo si fue la reacción a la luz del flash.

DANIEL FUENTEALBA | dfuentealba.com

?? Aún con la mamá seguía el interés por el tremendo paragua blanco que disparaba luz.

DANIEL FUENTEALBA | dfuentealba.com

? En fin, hasta los bebés más pacientes tienen su límite y ya era momento de detener la sesión, aunque la dulce música del disco instrumental “En reflexión” de Fernando Leiva la calmó bastante de un segundo al otro!

DANIEL FUENTEALBA | dfuentealba.com

Algunos aspectos técnicos de la sesión… todas las fotos fueron hechas con la Nikon D2H y las lentes Nikkor AF-S 18-70mm f/3.5-4.5 y Nikkor AF 85mm f/1.8. En cuanto a iluminación instalamos un estudio improvisado en el living… usé un flash Nikon SB-800 conectado a la cámara con un cable TTL Nikon SC-29 y una sombrilla traslúcida para obtener una luz más suave. Para ayudar a mantener el fondo muerto usé una tela negra que dejamos caer en el fondo de tal forma de mantenerlo 100% negro. Si les queda alguna duda dejen un comentario y la respondo 😉