El pequeño Tomás tiene apenas 14 meses y apuesto que va romper más de un corazón con estas fotos. En una sesión especial tipo relámpago de no más de 40 minutos logramos capturar la esencia de Tomasito. Un pequeño tierno que afortunadamente enganchó con mi esposa Paz (asistente) y yo sin antesala alguna. Sólo bastó que viera el pie del flash para que recordara una mesa con la que en algún momento tuvo un pequeño accidente… ya que apenas lo monté se acercó y le pegaba diciendo “toto! toto!” (tonto! tonto!). Luego de eso vio el bolso con el equipo y ya éramos amigos. Era el tío que le traía juguetes nuevos! 

DANIEL FUENTEALBA © dfuentealba.com

No hace falta mirar mucho tiempo a Tomasito para ver que sus ojos son su esencia y su mirada es lo suficientemente penetrante para capturar la atención de quien se le ponga en frente. Como si me hubiera hipnotizado le dediqué fácil el 60% de la sesión a destacar su mirada con cuadros cerrados. Esta toma de arriba corresponde al 2° disparo de la serie… ya se imaginarán lo optimista que estaba sobre el resto de las fotos que haríamos durante la tarde.

DANIEL FUENTEALBA © dfuentealba.com

Luego de los retratos frontales intenté unos picados para aislar su mirada. No fue fácil llamar la atención todos diciendo foto! foto! que fue la técnica que me compartió su mamá para que mirara la cámara. Pero más potente que eso fue el disparo del flash… eso le llamaba la atención así que luego de disparar una vez normalmente para la segunda de la serie captaba su atención.

DANIEL FUENTEALBA © dfuentealba.com

Aunque la primera foto me dejó bastante contento con esa pinta de todo un hombre seguro de sí mismo… no hay como un retrato cerrado con contacto visual. Con estos retratos uno puede pasar largo tiempo observando y sacando información… habla por sí sola no?

DANIEL FUENTEALBA © dfuentealba.com

Y no podía falta una pequeña mañita… no duró nada pero alcancé a capturar la expresión de tristeza forzada frente a una situación que seguramente no le gustó mucho. Con sólo 14 meses estos bebés saben muy bien cómo hacer las cosas para lograr lo que quieren… díganmelo a mi! jeje

DANIEL FUENTEALBA © dfuentealba.com

No les había comentado que esta sesión se realizó en la casa de la abuelita de Tomasito… obviamente no tienen un estudio pero llevé una versión portatil que no demoramos más de 3 minutos en montar. Un pie de flash con un SB-800 a través de un paragua blanco disparado por CLS (Creative Lighting System) con otro flash montado sobre la cámara. En esta foto de Tomasito con su pelota usamos un simple género negro que pueden comprar en cualquier tienda de paños.

DANIEL FUENTEALBA © dfuentealba.com

Tratando de capturar el detalle de sus dientes los seguí durante unos minutos sin poder lograr una imágen con su boca abierta pero algo podemos ver entre sus labios ya sus dientes inferiores muy bien formados. Sin comentarios sus ojos no?

DANIEL FUENTEALBA © dfuentealba.com

Ya les dije que era muy expresivo no? La sombra de su frente proviene de un sombrero de su abuelo con el que realmente no estuvo muy cómodo. La verdad no duró mucho con él puesto.

DANIEL FUENTEALBA © dfuentealba.com

Finalmente una creación usando una textura que le entrega más calidez a la expresión de nervios de Tomasito al verse solo sin tener ningún apoyo para dar unos pasos. Como información extra les cuento que justo durante la sesión Tomasito dió su caminata más larga con unos 7 pasos sin apoyo. Ya vemos que ni las cámaras ni las luces lo intimidan… todo un futuro por delante para este pequeño gran hombre. Que Dios lo bendiga!