Chome es una caleta de pescadores que se encuentra en la península de Hualpén a 22 km. de Concepción. Su nombre habría sido otorgado en honor a un inglés que llegó a la zona en 1859, Charles Home Silveira (El Sur). En 1954 fue escogida por la familia Macaya para construir una planta ballenera, la que dió vida al sector por más de 30 años hasta su cierre en 1983. Las aguas que antes recibían grandes embarcaciones balleneras ahora son la única fuente de trabajo para pescadores artesanales y mariscadores. La estructura en ruinas de la antigua ballenera sigue en pie mostrando vestigios de lo que fue hace varios años. Actualmente, sus instalaciones son utilizadas por los lugareños para proteger y reparar sus embarcaciones.

El apogeo de la captura de ballenas fue entre los años 1956 y 1962 con una tasa de captura de aproximadamente 2200 ballenas al año. Luego, la captura se redujo sólo a especies como el cachalote (Physetermacrocephalus) y la ballena boba (Balaenoptera borealis) para terminar las faenas de caza en 1984 luego de la orden de suspensión total de caza de ballenas emitida por la Comisión Ballenera Internacional CBI (Iriarte 1999).

Luego de años de esfuerzo para que los pescadores de la zona fueran propietarios de sus terrenos, el Serviu a través del programa Chile Barrio llegó a acuerdo con la Sociedad de Hermanos Macaya para vender una parte del terreno para que los lugareños accedieran a viviendas definitivas en julio de 2004 (Crónica). Este beneficio alcanzaría a unas 35 familias de Chome, con aproximadamente 140 personas y otras 20 familias provenientes de Perone con unas 70 personas más.

Mucho se ha hablado sobre posibles proyectos para hacer revivir Chome como un Museo Ballenero (El Sur) pero hasta el momento no se ve nada de eso. Otro de los proyectos es la instalación de un centro de generación de energía eólica bajo el nombre de Parque Eólico Chome que esta en trámite pero ya fue aprobado por el SEIA de la CONAMA. Un proyecto atractivo sería el turismo de observación de ballenas pero aunque fue un corredor migratorio al parecer no es tan atractivo como para que las ballenas se queden en el lugar como ocurrió en diciembre de 2004 (El Sur).

En fin, el Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén es escenario imperdible para fotógrafos… pero por ahora les mostraré sólo una galería que muestra la olvidada Ballenera Trinidad de la Caleta Chome.

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Sigma 10-20mm f/4.0-5.6 | 15mm · 1/10 · f/4 · iso200

Imponente fachada de las instalaciones de la ballenera de 3 pisos
que nada tienen que ver con las modestas viviendas que la rodean.

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Sigma 10-20mm f/4.0-5.6 | 10mm · 1/15 · f/4 · iso200

Actualmente las ruinas sirven a los pescadores y mariscadores locales
para guardar sus pequeñas embarcaciones y redes.

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Sigma 10-20mm f/4.0-5.6 | 10mm · 1/13 · f/4 · iso200

A solo pasos se encuentra el muelle que esta bastante deteriorado
lo que dificulta y/o imposibilita la pesca.

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Nikkor 50mm f/1.8 | 50mm · 1/10 · f/1.8 · iso1000

Detalle de una cruz clavada sobre un morro justo afuera de la ballenera.

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Sigma 10-20mm f/4.0-5.6 | 10mm · 1/10 · f/5 · iso200

Vista general del antiguo acceso por el cual entraban las ballenas para luego ser faenadas en el lugar.
Actualmente este espacio sirve a los pescadores para proteger sus embarcaciones del fuerte oleaje de la zona.

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Sigma 10-20mm f/4.0-5.6 | 17mm · 1/6 · f/5.3 · iso400

Peldaños que llevan a la plataforma que soporta el mecanismo con el que sacaban las ballenas del mar.
El musgo y el óxido avanzan día a día cubriendo los vestigios de este lugar.

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Sigma 10-20mm f/4.0-5.6 | 10mm · 1/10 · f/4 · iso400

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Sigma 10-20mm f/4.0-5.6 | 20mm · 1/6 · f/5.6 · iso400

Caminando a la parte posterior de las ruinas es posible subir al nivel del techo.
Es impresionante imaginar cómo habría sido hace un par de décadas con estos espacios llenos.
Hoy sólo se huele humedad y abandono interrumpido con embarcaciones que adornan el paisaje.

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Nikkor 70-200mm f/2.8 | 70mm · 1/40 · f/2.8 · iso1000

©2009 Daniel Fuentealba

Nikon D2H + Nikkor 50mm f/1.8 | 50mm · 1/10 · f/1.8 · iso1000

Restos de lo que sería parte de la mandíbula de una ballena descansan al interior del lugar apoyados en un muro.

¢

Nikon D2H + Nikkor 70-200mm f/2.8 | 70mm · 1/10 · f/2.8 · iso1000

Una mujer vuelve a su casa luego de haber pasado horas en los roqueríos
buscando algo que pueda darles un ingreso.

LECTURA SUGERIDA: