©2009 Daniel FuentealbaHoy hago un alto en los temas ligados a la fotografía, y es que fue un día muy triste para la familia. Después de haber compartido con nosotros por más de 15 años, nuestra Chispita -también llamada Ninita- nos dejó hoy.

Anoche ya nos llamó mucho la atención que no llegara a dormir, cosa que nunca hacía… además que la noche estaba muy fría y húmeda. La llamamos y buscamos hasta aproximadamente las 3:00 AM sin resultados. Esta mañana lo primero que hicimos fue buscarla, sin resultados tampoco. Sólo a eso del mediodía un vecino la buscó en un sitio deshabitado contiguo a nuestras casas. Fue ahí en donde la encontró con daños que habrían sido causados por una mordida de perro.

Las circunstancias en que falleció jamás serán conocidas, lo que si sabemos es que deja un gran vacío entre nosotros y que la vamos a extrañar mucho. Ya descansa junto a Tatán, nuestra anterior mascota, un perrito con quién compartió por varios años la tarea de acompañar a la familia.

No hay mucho más que decir… simplemente gracias